• You've just added this product to the cart:

    Eufrasia

    Eufrasia

    Las eufrasias (Euphrasia officinalis o E. rostkowiana y Euphrasia stricta) son unas pequeñas plantas anuales, con los tallos rojizos y ramificados, las hojas dentadas y las flores trilobuladas, de color violeta pálido, y una mancha amarilla en el centro. Parasita a las otras plantas a través de sus raíces. Su nombre parece proceder de Euphrosynia, una de las tres gracias griegas, que se distinguía por su capacidad para traer la felicidad a las almas de los sufrientes. No obstante, las referencias más antiguas que se han hallado de los beneficios del agua de eufrasia para el cuidado de la vista datan del siglo XIV. Se encuentra en brezales y laderas rocosas de ambientes montañosos, y florece desde principios del estío, momento de la recolección de sus sumidades floridas. La eufrasia es la planta para la buena vista, tanto en fitoterapia como en homeopatía. Se le atribuía el poder de devolver la vista al ciego y de alejar el demonio de los ojos. Los grandes herbolarios europeos del siglo XVI la tenían como uno de los mejores remedios para tratar dolencias oculares.
  • You've just added this product to the cart:

    Fumaria

    Fumaria

    Fumaria officinalis, comúnmente llamada fumaria, palomilla o sangre de Cristo, es una planta herbácea cuyo nombre de “fumaria” deriva del latín fumus (humo), posiblemente debido a que su zumo provoca un intenso lagrimeo, como si se tratara de humo, así como por su olor, que también se le parece. Es una hierba anual de la familia de las fumariáceas que puede alcanzar hasta los 60 cm. de altura. Tiene tallos erectos y lisos, y hojas compuestas con foliolos lanceolados y planos, de 1 cm. de ancho. Los frutos son redondeados con un costado plano o allanado, y suele crecer tanto en lugares cultivados como improductivos de naturaleza calcárea.
  • You've just added this product to the cart:

    Perlilla

    Perlilla

    Arbusto de 15-30 cm. de altura, ramoso, espinoso. Hojas imparipinadas, alternas, de 1-2 cm de longitud. Base ancha, ciliado-lanosa, con 5-15 folíolos lineales, brillantes, márgenes lisos doblados hacia el envés, de 3-l0 mm de longitud, quedando el raquis duro, al caer los folíolos, aparece como espina semicurva; en sus axilas va un ramito de hojas paripinnadas y simples semejantes a los folíolos. Flores solitarias, de 23 mm de largo, axilares, sésiles, sin alas, con pequeñas espinas debajo de los sépalos, protegidas por 2 bractéolas membranáceas, ovales, agudas, del tamaño de la flor o algo menores. El falso fruto joven es una drupa blanca, carnosa; al madurar y secarse aparece el aquenio cubierto por el cáliz de 3-4 costillas lisas o tuberculadas, y el limbo persistente de 2 - 4,5 mm. de longitud.
  • You've just added this product to the cart:

    Quiña

    Quiña

    La historia de las quinas se remonta al mundo precolombino; desde épocas remotas, los indígenas de los alrededores de Loja utilizaban la corteza pulverizada de un árbol denominado “quina-quina” para combatir las fiebres intermitentes. La quina es un árbol con enjuiciadas participaciones medicinales que hoy en día se maneja para solucionar distintas perturbaciones de salud. Los aborígenes oriundos de América del sur ya sabían de sus cualidades y aplicaciones medicinales.  La cáscara de las ramas, tronco secado y la raíz son las partes de la planta que posee principios activos y por ende cualidades medicinales
  • You've just added this product to the cart:

    Sanguinaria

    Sanguinaria

    La Sanguinaria es una planta originaria de la zona tropical de América, la cual se ha distribuido hasta llegar a España, sobre todo por las costas del Atlántico. Esta planta decumbente, provista de pelos y ramificada alcanza los 5cm de altura. Sus hojas nacen opuestas, son de forma oblonga y alcanzan los 2cm de longitud. Su flor esta agrupada en cabezuelas globosas, y está provista de un fruto monocárpico y seco el cual contiene numerosas semillas en forma de lentejas.