Cómo preparar un delicioso té de rosa mosqueta

La rosa mosqueta es una planta que crece sin mayores complicaciones tanto en Europa como en América. Sus frutos poseen importantes nutrientes que le confieren excelentes propiedades medicinales.

¿Qué es la rosa mosqueta?

A la hora de disfrutar de una exquisita taza de té existen múltiples formas de hacerlo. Hay quienes son amantes de la Camelia sinensis y prefieren beber cualquiera de sus variedades de tes. Otros se decantan por los tés de hierbas o infusiones.

En los últimos tiempos, se ha registrado un incremento en el consumo de tés de semillas y de frutas. Claro está que es también válida la opción de mezclar diferentes elementos como puede ser té negro con frutas, té verde con menta, té rooibos con canela, etc.

Son infinitas las combinaciones que puedes hacer ya que el mundo del té y las infusiones es muy amplio. ¿Tú cuál prefieres? Tal es el caso del té de rosa mosqueta. La rosa mosqueta se llama científicamente Rosa eglanteria también conocida como rosa rugosa.

La infusión de rosa mosqueta se elabora a partir de sus frutos con forma de bulbos que van del color rojo al naranja, al color púrpura oscuro o negro en algunas especies.

¿Para qué sirve la rosa mosqueta?

Los frutos comienzan a formarse después de la polinización exitosa de las flores en la primavera o principios del verano. Están listos para que los recojas cuando ya estén bien maduros, desde finales del verano hasta el otoño. Son muy ricos en vitamina C y en ácidos grasos esenciales. Por lo que se deduce que el té de rosa mosqueta es muy bueno para:
– Fortalecer el sistema inmunológico.
– Combatir los radicales libres.

Beneficios de la rosa mosqueta para tu piel

  • Puede ayudarte a atenuar las marcas dejadas por las viejas cicatrices de acné.
  • Puede mejorar sustancialmente tu piel si solo deseas retardar los signos de su envejecimiento.
  • La rosa mosqueta para la cara es muy buena ayudando a reducir los signos de daño solar, las arrugas y las estrías.
  • La rosa mosqueta pura es excelente como agente hidratante, te dejará la piel tersa y suave.

Cómo preparar la infusión de rosa mosqueta

Una de las mejores formas de beneficiarte de las propiedades de la rosa mosqueta, es mediante su té. Para prepararlo deberás tener en cuenta estos trucos:

-Quita los pequeños pelos que tienen los frutos en su centro antes de hacer el té. Puedes hacerlo cortándolos por la mitad y eliminando los pelos con una cucharita.
-Pone los frutos en un procesador de alimentos y pícalos, pero asegúrate de no molerlos demasiado.
-Extiende los frutos picados en una bandeja para hornear y llévalos a secar a una temperatura muy baja. Cada cinco minutos debes removerlos para tratar de asegurarte de que se sequen por completo. Esta tarea te llevará unos 20 minutos.
-Si no quitaste los pelos de los frutos con anterioridad, puedes hacerlo ahora poniéndolos en un colador y agitándolos hasta que todos los pelos secos caigan a través de él.
-Almacena los frutos secos en un recipiente de vidrio sellado y guárdalos en un lugar oscuro y seco.
-Para preparar el té, coloca 1 cucharadita de polvo seco de rosa mosqueta en una cacerola con 1 1/2 tazas de agua y cocina a fuego lento durante 10 a 15 minutos.
-Cuela y sirve caliente. También puedes hacer té de frutos de rosa recién cosechados, pero no será tan fuerte como el té de frutos secos.