¿Cuánto sabes de té?

Una sola planta y muchas variedades

A menudo se habla de té para referirse a cualquier bebida que se prepara a partir de la infusión de hierbas, en agua a punto de ebullición. Sin embargo, en sentido estricto, té es sólo el que se obtiene de la Camellia sinensis, en cualquiera de sus tipos y variedades. ¿Cuánto sabes tú de té?

¿Qué es el té y que no es té?

Te es el nombre vulgar con que se conoce a la planta de la familia de las Teaceas, del género Camellia y de la especie sinensis. Si bien existen diferentes tipos y variedades de té, ten presente que todos derivan de esta misma planta de nombre científico Camellia sinensis.

Sin embargo, en sentido amplio, se llama té a toda infusión que se prepara a partir de una hierba y agua a punto de ebullición. Cabe señalar que esto último, no es de ningún modo té.

Tipos de té

Sabías que los diferentes tipos de té dependen de su grado de fermentación? Pues así es. Los tipos de té son cuatro:

  • Los tés no fermentados o poco fermentados, como son el té blanco, obtenido de los capullos jóvenes y secado al sol y el té verde, cuyo proceso de fermentación es detenido por un proceso de secado al vapor, para evitar su oxidación. Seguramente, los conocerás por sus destacados poderes antioxidantes.
  • Mientras que los tés fermentados, son el té rojo también conocido como Puerh, nombre de la región de China de la que proviene y el té negro. Estos tés, debido a su mayor grado de fermentación, contienen más alcaloides que los tés no fermentados.

Otros tipos de tés y tés que no son tés

Sin embargo, los diferentes tipos de té no se limitan a los fermentados y a los no fermentados o poco fermentados.
– Existen otros tipos de tés como el té azul, cuyo nivel de fermentación es intermedio entre el té verde y el té negro. Quizás lo conozcas como té oolong
– Por otra parte, también existe un tipo de té intermedio, entre el verde y el blanco, el té amarillo, que no debes confundir con el té de roca también conocido como té amarillo, pero que no procede de la Camellia sinensis.
– En cuanto al té rojo, debes diferenciarlo del Rooibos, mal llamado té rojo sudafricano, que no es propiamente té, ya que proviene de otra planta.

Componentes del tè bajo cuestión

En cualquier caso, el té posee algunos componentes que pueden ocasionar inconvenientes y efectos adversos:
– Uno de ellos es la teofilina un alcaloide que tiene efectos estimulantes del sistema nervioso.
– Otros son los taninos, a los que se los culpa de interferir en la absorción de hierro.

¿Para qué sirve cada tipo de té?

Si bien los diferentes tipos de té comparten muchas de sus propiedades, algunos son mejores que otros para determinados objetivos o momentos del día.
– Té negro para tomar con leche Por ejemplo, si quieres disfrutar de un rico té con leche, nada mejor que elegir un buen té negro, el ideal para el desayuno. Pruébalo y ya lo comprobarás por ti mismo.
– Té blanco, el mejor antioxidante En cambio, el té con mayor cantidad de antioxidantes es precisamente, el que tiene menor grado de fermentación. Por eso, si buscas beneficiarte con los antioxidantes del té, prefiere el té blanco.
– Té rojo o verde, ¿Cuál es mejor para adelgazar? Por último, si lo que quieres es bajar de peso, encontrarás tanto defensores del té verde como del té rojo para lograr dicho objetivo. Ambos te ayudarán en tal sentido. La elección es tuya.