El jengibre y sus efectos secundarios

El jengibre es un súper alimento que amamos, los beneficios son increíbles: te desinflama, evita enfermedades e incluso regula ciclos hormonales. Muchos alimentos se preparan con este ingrediente porque condimenta bastante bien.

Pero debes tener cuidado con esta raíz, aunque es una de las más suaves de su tipo y menos peligrosas para la salud tiene ciertas contraindicaciones:

  • No puede tomarse si las afecciones del aparato digestivo están activas como gastritis, úlceras, colitis, o enfermedad de Crohn.
  • Puede inferir en la formación hormonal del feto durante el embarazo.
  • Evitar tomarlo si los sangrados durante la menstruación son muy abundantes para que no aumente el riesgo de hemorragia.
  • Es conveniente, si el paciente toma medicación para la diabetes o para problemas circulatorios que consulte a su médico, puesto que el jengibre reduce y altera efectos de dichos fármacos.
  • Puede producir reacciones alérgicas en su uso tópico, provocando erupciones en la zona tratada.
  • No puede consumirse si sufre problemas de hipertensión, puede bloquear los canales de calcio, lo que indiscutiblemente dañaría la tensión arterial.
  • No es bueno consumirlo si tienes bajo peso o quieras aumentar la masa muscular, ya que el beneficio más reconocido del jengibre es su efecto adelgazante.
  • Al tomar anticoagulantes no es bueno tomar jengibre por que la planta tiene los mismos efectos que dichos medicamentos.

 

Recomendaciones para consumir jengibre

Para evitar caer en las contraindicaciones del jengibre, es imprescindible que lo utilices en pequeñas porciones para darle sabor a los platos o como un ingrediente más en las ensaladas.

Se puede guardar sin pelar hasta por 6 meses siempre y cuando se mantenga en refrigeración preferentemente en envases de vidrio y lejos de la luz solar.

 

Para adquirir jengibre a través de nuestra web hacé click aquí.