Infusión digestiva de hierbas

Las hierbas digestivas son aquellas que, como su nombre lo indica, son muy buenas para mejorar los estados estomacales después de comidas copiosas o para personas a las cuales todo les cae mal. ¿Qué te parece esta infusión digestiva de menta, boldo y manzanilla?

¿Para qué sirven los tés de hierbas digestivas?

Las propiedades curativas que ofrece la naturaleza se encuentran en las plantas, hierbas, raíces y flores. Han sido una parte esencial de la restauración de la salud durante siglos.

Al comer es normal que algunas veces nos sintamos hinchados, fatigados o simplemente con ganas de tomar una siesta, esto es por el trabajo que hace el estómago a la hora de procesar los alimentos si nos hemos pasado un poco y le estamos dando más trabajo del debido. Hay varios digestivos comerciales en el mercado, sin embargo, el té digestivo es una perfecta opción natural que ayuda a una mejor sensación y sin reacciones adversas.

Es increíble cómo las propiedades medicinales de algunas hierbas pueden aliviar los síntomas de la acidez, la pesadez en el estómago, las náuseas, hinchazón, gases, diarrea, náuseas matutinas y más.

El sistema digestivo está totalmente conectado con el sistema nervioso, dice mucho acerca de cómo te sientes y lo que estás pasando emocionalmente. Eso es fácil de reconocer cuando sientes cosquilleo en tu estómago, tratándose en ese caso de nervios en el mismo.

Cuando estás ansioso puedes sentir que el estómago se estruja, u oleadas de reflujo ácido cuando estás molesto. De esta manera, puedes verificar que la digestión se altera por el estrés y los nervios. Y para esos momentos, nada mejor que un buen té de hierbas.

¿Cómo hacer una infusión digestiva?

Aquellas personas que sufren de indigestiones constantemente bien podrían ayudarse intentando con esta receta de infusión de hierbas digestivas. Se trata de una infusión digestiva de boldo, manzanilla y menta. Es una mezcla que no solo es efectiva, sino que es fresca, aromática y sabrosa.
Ingredientes:
– Una cucharadita de boldo
– Una cucharada de flores de manzanilla
– Una cucharada de menta fresca
– Una taza de agua
Preparación: Coloca a hervir agua para las tazas que deseas beber y, ni bien rompa el hervor, apaga el fuego. Para ese entonces, en la tetera debes tener colocadas todas las hierbas: boldo, manzanilla y menta. Échales el agua por encima, tapa la tetera y deja reposar unos cinco minutos.

Ahora no tendrás más que colar esta preparación y consumirla. Ya estará listo este té para la digestión. Verás que es una infusión ideal para tomar después de las comidas, ya que la manzanilla es buenísima para aplacar los dolores estomacales originados por estados nerviosos y también para las personas de digestión sensible. La menta es sumamente refrescante y con buenas funciones para esta clase de problema. El boldo, por su parte, va de maravillas para el hígado y la bilis.