fbpx

Infusiones en el embarazo

Infusiones para embarazadas

El embarazo es una etapa especial en la cual hay que tener en cuenta las infusiones que se toman para no afectar el desarrollo del futuro bebé. Por ello, si te apetecen las infusiones y estás esperando un bebé, conoce las infusiones apropiadas para embarazadas.

Las infusiones de hierbas son muy útiles durante el embarazo y la lactancia. Hierbas suaves, nutritivas y tonificantes actúan principalmente como alimento para el cuerpo. Ejemplos de ello son las ortigas, hojas de frambuesa, manzanilla y menta.

Este tipo de preparación a base de hierbas, son útiles ya que ayudan a extraer la riqueza de vitaminas y minerales que se encuentran en muchas plantas. Es importante tener en cuenta que las hierbas trabajan en el tiempo para lograr la salud y el aumento de la vitalidad. No ofrecen soluciones rápidas.

Infusiones para los síntomas del embarazo

Las infusiones para las mujeres embarazadas las podemos agrupar de acuerdo con las diferentes necesidades o situaciones que se presentan durante el embarazo.

Infusiones contra los vómitos
– Manzanilla
-Romero
Estas plantas poseen sustancias con propiedades antivomitivas.

Infusiones que fortalecen la musculatura uterina
– Frambuesa: es una planta, cuyo té contiene alcaloides que tonifican y relajan los músculos del útero. Además, esta infusión tomada con cierta continuidad puede disminuir los dolores de parto y tiene una acción levemente tranquilizante.
– Ortiga: una infusión otra planta que aporta minerales y vitaminas que ayudan a fortalecer los músculos del útero.

Infusiones que mejoran la digestión
– Jengibre
– Menta
– Tomillo
-Rooibos
Ayudan a relajar y mejorar el proceso digestivo y también a la producción de leche.

Recetas de infusiones para tomar durante el embarazo

Estas dos recetas te harán sentir de maravillas y a la vez te regocijarán con su sabor.

– Infusión de Frambuesa, Ortiga y Menta
Coloca en una tetera un puñado de hojas de la frambuesa, hojas de ortiga y un puñado de hojas de menta fresca, cubre con agua hirviendo y deja reposar por unos minutos, luego cuela las hojas y ya está lista para que la disfrutes y por último prueba con las cantidades de hierbas para ajustar a tu gusto.

– Infusión de Frambuesa, Jengibre y Manzanilla
Pon un puñado de hojas de frambuesa y flores de manzanilla en un recipiente, llena hasta la mitad con agua hirviendo y deja reposar durante al menos media hora, unos 15 minutos antes de que esté lista para colar la infusión, añade una cucharadita de jengibre rallado o en escamas, Deberás llenar el recipiente o tetera hasta el tope con agua caliente, deja reposar durante 15 minutos más y cuelay por último puedes endulzar esta bebida con miel o stevia si te parece que el sabor es muy amargo.

Beber estas infusiones 2 o 3 veces al día puede aliviar algunos de los problemas más comunes y propios del embarazo, pero recuerda que ante cualquier duda o inquietud, es necesario que recurras al médico.

Infusiones para la lactancia

Una vez que ya hayas tenido a tu bebé, te interesará saber qué infusiones puedes tomar durante la lactancia, que no afecten a tu bebé. ¡Entérate

– De semillas de fenogreco: Prepara una decocción con estas semillas y bebe hasta 3 tazas al día para estimular la producción de leche.
– De manzanilla: Esta infusión incluso, puede aliviar los cólicos de tu bebé. Por lo que si tú también la necesitas, puedes considerar con tu médico la posibilidad de consumirla.
– De rooibos: Debido a que no contiene cafeína como otras infusiones, en principio, no estaría contraindicado en la lactancia. Sin embargo, antes de consumirlo, consulta con el pediatra de tu bebé.