¿Para qué sirve el té de anís?

Te recomendaron beberlo, pero no sabes para qué sirve el té de anís? ¡No te preocupes más!, porque en este artículo podrás conocer las propiedades del anís y cómo preparar un té de anís estrellado. ¡No te lo pierdas! 

¿Para qué sirve el anís como planta medicinal?  

El anís para los gases y cólicos, es una de las plantas medicinales más antiguas que se conocen, y muchos de sus componentes poseen propiedades benéficas para la salud. Se puede destacar sus propiedades como expectorante y carminativo, los cuales mejoran la digestión, auxilian a expulsar gases y mejoran el tono estomacal, garantizando así una mejor digestión.

En las mujeres el anís posee un efecto galactógeno, es decir, incrementa la secreción de leche, lo cual puede ser benéfico en la lactancia. También se sabe que el anís ayuda a las mujeres a tener periodos más regulares.

El anís se recomienda en casos de falta de apetito, espasmos gastrointestinales, exceso de gases (meteorismo), problemas de mal aliento (hialitosis), catarro y otros problemas de las vías respiratorias. En las mujeres es ampliamente recomendado durante la etapa de la lactancia y para regular el ciclo menstrual.

Se usa también para calmar el asma, la tos, el hipo y para liberar los bronquios de mucosidades. En este sentido, se ha podido observar, en estudios efectuados, que quienes quieren dejar de fumar; el anís actúa como antídoto de la nicotina y de los alquitranes del tabaco.

¿Cómo preparar té de anís estrellado?

Para la infusión básica de anís, la cual sirve para diversos malestares como dolores de estómago, espasmos abdominales o cólicos se debe agregar una o dos cucharaditas de semillas a una taza de agua hirviendo, se tapa y se deja en ebullición por 10 minutos, se deja reposar y se toma una taza tres veces al día.

Para estimular la lactancia: A un litro de agua hirviendo se le agregan 30 g de hojas y 15 g de semillas y se deja reposar por 5 o 10 minutos. Es recomendable beber esta infusión después de cada comida por el tiempo que dure la lactancia.

También es aconsejado para calmar los nervios y la ansiedad 
 gracias a sus propiedades sedantes. Para calmar los nervios se recomienda también beber un té preparado con una cucharadita de frutos secos por taza de agua, y tomar un para de tazas al día. 

Maneras de usarlo:

Infusión. Se puede preparar con un fruto de anís y una taza de agua. Se pone a hervir y posteriormente se puede tomar la infusión. Se pueden reforzar sus efectos añadiendo unas gotas de tintura de anís.

Esencia de anís. Se puede suministrar directamente esencia de anís, de 1 a cuatro 4 gotas en un terrón o cucharada de azúcar. Se puede repetir esto hasta 3 veces al día, siendo el momento ideal después de la comida.

Tintura de anís. Se prepara con alcohol de 70° y su preparación toma 10 días. Posteriormente se filtra y se deberá conservar en un frasco en un lugar fresco y seco. Se administra en gotas.

Licor de anís Una bebida tradicional de España la cual se obtiene a través de un proceso de destilación simple o de maceración.

Como ves, esta planta tan conocida posee propiedades verdaderamente fabulosas para nuestra salud. ¡Recuerda tenerla siempre a mano para beneficiarte de ella!