fbpx

Para que sirve el té rojo: 5 usos y propiedades que amarás

Descubre los beneficios y propiedades del té rojo Pu-Erh para tu salud

El té rojo es un gran aliado natural para combatir diferentes problemas de tu organismo. ¿Quieres saber para qué sirve? Sus propiedades son realmente interesantes y tiene varios usos, como estimular el metabolismo, ayudar a perder peso o colaborar con la digestión.

El té rojo es una de esas bebidas que siempre debes tener en cuenta para tu cuerpo. ¿Por qué? Porque sus propiedades son realmente interesantes. Además, de ser una sabrosa infusión, sus beneficios pueden repercutir favorablemente en tu organismo.

Los 5 mejores beneficios del té rojo

Si te preguntas para qué sirve el té rojo, debes saber que sus beneficios son incontables, porque cada vez se descubren nuevos. Sin embargo, las propiedades del té rojo Pu-erh más difundidas son las que le han valido el calificativo de té para adelgazar.

Es diurético: El té rojo pu-erh es ideal para la acción diurética, debido a que favorece la eliminación natural de toxinas y evita la retención de líquidos.Este no es un beneficio específico para adelgazar, pero sí ayuda, ya que el líquido retenido puede sumar de 1 a 3 kilos y muchas veces es difícil de eliminar. También se cree que las toxinas son las culpables de que el metabolismo no funcione correctamente, y en ese sentido, el poder desintoxicante del té rojo también cobra valor.
Es altamente digestivo: El té rojo tiene la propiedad de estimular la producción de ácido gástrico, y así favorece el metabolismo hepático y generando sales biliares que son muy buenas para la digestión. Esta es una característica esencial de todo té para adelgazar: básicamente logran que las grasas se combustionen mejor, que los desechos o toxinas se limpien más fácilmente y no queden acumuladas.
Ayuda a perder peso: La acción adelgazante del té rojo se debe principalmente al aceleramiento del metabolismo del hígado, lo que favorece la rápida eliminación de las grasas. Esta propiedad, además de ayudarte a adelgazar, te permite prevenir y mejorar el hígado graso. Esta es una patología que, si bien está muy vinculada con el sobrepeso, también puedes tener aunque seas delgado.
Regula el colesterol: Un estudio de la Universidad de Yunnan así lo certificó en su momento, cuando varios pacientes coronarios fueron tratados con una cura de té rojo, obteniendo interesantes resultados. Para aprovechar este y otros beneficios del té rojo, lo ideal es que lo bebas una hora después de las comidas.

De todas formas, no olvides consultar las contraindicaciones del té rojo para cerciorarte de que puedes consumirlo sin problemas.

¿Cómo tomar el té rojo?

Ahora que estás al tanto de para qué sirve el té rojo, quizás quieras saber cómo obtener estos beneficios. Si bien existen varias maneras de tomarlo, existen dos que son las más recomendadas.

Puedes consumir té rojo como suplemento en cápsulas o comprimidos o lo puedes consumir en infusiones a partir de sus hojas.

¿Cómo comprar el té rojo indicado?

Comprar un buen té rojo pu-erh no es algo sencillo. O sí, pero siempre teniendo en cuenta una serie de cuestiones. Si eres un iniciado, no es lo mismo que para alguien que ya tiene años de experiencia con esta clase de té. Si lo quieres por sus propiedades, tampoco será igual. En fin, cada perfil puede tener su variedad.

La cuestión es dar en el clavo y respetar algunas consideraciones antes de tomar la decisión de llevar tal o cual. Y mucho más si estás dispuesto a gastar un dinerillo en hacerte con un pu-erh de los buenos. ¡Lee esta nota y quizás estos consejos te ayuden!

Si lo quieres por sus propiedades, presta atención: Que vayas a consumir el té rojo para beneficiarte con sus cualidades medicinales, no tiene que significar que compres cualquiera. Trata de conseguir uno bueno, en hebras, y no esa peste en bolsitas que suele estar llena de fluor y tés de pésima calidad. Hay opciones de bajo coste que te pueden dar un resultado final más que digno.
Aprende primero, luego progresa: Mucha gente cae en el error de proveerse de todo el té rojo que tiene a su alcance, pero esto no siempre es necesario. No satures tu paladar con muchísimos estilos que no vas a poder diferencia. Comienza paso a paso. Escoge algunos puntuales como para comenzar y haz que tu percepción vaya evolucionando a cada taza.
Si encuentras uno que te gusta, no lo desaproveches: Si ya has dado con el té que crees es el indispensable, hazte de una buena provisión de él. ¿Por qué? Porque el té cambia. Es producto de una planta que está sujeta a condiciones climáticas y, todos lo saben, las cosechas no siempre son iguales de un año para otro. Está claro que en un té de no tan buena calidad esto pasará desapercibido, pero no así en uno top.
No pongas en riesgo tu economía: Y sobre todo si eres un principiante. Quizás comprar un té rojo demasiado costoso no tendrá demasiado sentido. ¿Por qué? Porque no lo vas a aprovechar en su justa medida y todavía tienes que profundizar mucho más en el desarrollo de tu paladar. Por eso mismo, mejor comenzar con uno bueno, pero básico, acorde a tu estátus.
Hazlo puro: Si quieres conocer el verdadero espíritu del té rojo pu erh, trata de conseguir alguna “torta” o buen trozo de buena calidad y adentrarte dentro de sus sabores, aromas y matices, siempre respetando sus procesos de preparación. Los blends que lo incluyen pueden estar bien, pero no te revelarán su auténtico carácter, sino una personalidad a medias, matizada con otros ingredientes.

Recetas con té rojo

Además de saber en qué formato puedes tomar el té rojo, para qué sirve y cómo comprarlo, también puede ser de tu interés qué otras opciones tienes para tomar este té para adelgazar. Te recomendamos algunas recetas.

Té rojo con menta y chocolate: Quizás ya conozcas el poderoso sabor de la combinación de menta y chocolate. Al sumarle el té rojo, no solo potencias ese delicioso sabor, sino conviertes en esta bebida en una poderosa fuente de antioxidantes. No dejes de probarla.
Gelatina de té rojo: Este es un postre light sencillo, económico, original y muy saciante. Si estás haciendo dieta, es una buena opción para beneficiarte del té rojo para adelgazar. Cómelo como colación.
Té rojo con naranja: Esta es un blend muy rico en antioxidantes, especialmente por el porte de vitamina C de la naranja. Si lo tomas helado en el verano, no solo disfrutarás de su sabor y aroma, sino también de su efecto refrescante e hidratante.
Batidos de frutilla y té rojo: Esta es otra receta antioxidante con té rojo, que además tiene la peculiaridad de ser muy saciante y baja en calorías. Es muy fácil de preparar, así que no tienes excusas para prepararla cuando se te antoje algo dulce y refrescante.


Si te decidiste a comprar té rojo y ya lo tienes en casa… ¡pruébalo! Pon a hervir agua en una tetera. Cuando ya esté hirviendo, añade la pirámide de té rojo y déjalo durante 3 o 4 minutos.

El mejor truco que te podemos dar para que disfrutes al máximo de tu taza de té rojo es que escurras bien la bolsa para que caigan las últimas gotas. Serán precisamente estas las que hayan absorbido más propiedades del té. Disfruta de tu momento.