Té de nuez moscada para prevenir enfermedades

Te gusta utilizar la nuez moscada para aromatizar tus comidas? Si bien ese es el uso más habitual, también se ha descubierto que esta especia posee un gran número de beneficios para la salud. Conoce en este artículo cómo puedes preparar un té de nuez moscada para beneficiar tu organismo.

¿Qué es la nuez moscada?

Como ya debes de saber, esta especia se caracteriza por un sabor delicado pero potente que es muy utilizado para realzar pasteles de calabaza y otros platos culinarios. Sin embargo, en los últimos tiempos se están brindando nuevos datos que confirman que esta exótica especia también tiene beneficios para la salud.

Por esta razón es que cada día es más utilizada para la elaboración de diferentes remedios naturales. Una de las formas preferidas de utilizar esta especia con fines medicinales es en forma de té o infusion de nuez moscada.

Los beneficios del té de nuez moscada están relacionados con su contenido nutritivo. Está compuesto por: vitaminas B6 y ácido fólico, minerales, aceites esenciales, fibra dietetica y catequinas.

Las propiedades medicinales de la nuez moscada han sido conocidas desde la antigüedad por la Medicina Ayurveda. En la actualidad se ha podido constatar que esta especia posee propiedades: antimicrobianas, antifúngicas, antiinflamatorias, estimulantes y digestivas.

Por esta razón es común que en algunas culturas utilicen los efectos de la nuez moscada para: aliviar el dolor estomacal y de las articulaciones, evitar indigestiones, fortalecer la función cognitiva, desintoxicar el cuerpo, mejorar la salud de la piel, reducir el insomnio, aumentar las defensas, mejorar la circulación sanguínea, para adelgazar.

Remedios caseros con nuez moscada

Esta especia puede ayudarte a tratar varios problemas de salud si la empleas en remedios caseros:

1- Remedio de nuez moscada para el reuma: Si estás padeciendo dolores articulares tales como el reuma, bien puedes intentar con un sencillo remedio casero que consiste en mezclar vaselina con nuez moscada y unas gotas de aceite de árnica. Así, tendrás un interesante paliativo natural para combatir las molestas dolencias que tiene este inconveniente.
Ingredientes:
– Una cucharada de nuez moscada recién rallada
– 50 gramos de vaselina
– Algunas gotas de aceite esencial de árnica (opcional)
Preparación:
Simplemente tendrás que rallar la nuez moscada hasta obtener una cucharada, aproximadamente, y mezclarlo con 50 gramos de vaselina líquida, que le dará justamente la consistencia necesaria. La nuez debe ser rallada, no comprada en polvo, ya que así te aseguras que no está rebajada o mezclada con otras especias. Si quieres, puedes añadirle algunas gotas de aceite esencial de árnica, que es genial para dolores musculares, articulares y contracturas.

2- Remedio de nuez moscada para las flatulencias: Si para algo suelen funcionar bien las especias fuertes dentro del campo de los remedios caseros, es contra los gases. Estas tienen interesantes propiedades carminativas, tal como sucede con la nuez moscada. ¿Quieres probarla en un buen remedio casero?
Ingredientes:
– 1 gramo de nuez moscada rallada
– Una cucharadita de semillas de hinojo o comino
– Un puñado de flores de manzanilla
– Una taza de agua
Preparación:
Poner a calentar la cantidad equivalente a una taza de agua hasta que rompa el hervor. Una vez que ha llegado a ese punto, coloca en una taza o recipiente la nuez moscada, las semillas de hinojo o comino y también la manzanilla. Ahora sí, incorpora el agua, tapa y deja reposar al menos cinco minutos, colando posteriormente. Esta infusión debe consumirse después de las comidas y puedes repetirla dos o tres veces al día.

3- Remedio de nuez moscada contra el acné: La nuez moscada tiene grandes propiedades antibacterianas. Es por esto que suele funcionar muy bien para luchar contra problemas del cutis, como lo es el acné. Bien puedes poner en práctica este sencillo remedio casero para luchar contra los granos.
Ingredientes:
– Cuatro o cinco gotas de aceite esencial de nuez moscada
– Una cucharada de leche en polvo
– Una cucharada de miel
Preparación:
Coloca la leche en polvo en un recipiente, donde añadirás las gotas de aceite esencial y también la miel. Mezcla cuidadosamente, cuestión que no se formen grumos en este preparado. Integra hasta que tome textura de mascarilla.

El aroma y el sabor de esta especia tan apreciada, así como sus numerosas propiedades terapéuticas, le han convertido en un ingrediente esencial en la cocina y en un potencial remedio natural para el tratamiento de diversas afecciones.