15 propiedades del té de manzanilla

Infusión de manzanilla para la salud

Una de las infusiones de hierbas más populares es la de la manzanilla. Con ella puedes preparar un magnífico té, que además de ser sabroso, contiene multitud de beneficios. No dudes en conocer a fondos las propiedades de la manzanilla.

La manzanilla es una hierba, con una pequeña flor de pétalos blancos y centro amarillo que crece en cantidades en algunas zonas de Latinoamérica. De hecho, de ahí mismo fue exportada al resto del mundo, donde ya se emplea en forma común. El sabor que tiene es algo dulce y suave, lo que la convierte en ideal para tisanas.

La infusión de manzanilla puede brindar muchos beneficios a la salud, entre ellos se destaca su poder para aliviar el insomnio, estimular el sistema inmunológico y evitar los cólicos menstruales.

Principales beneficios de la infusión manzanilla

No te pierdas el detalle de sus beneficios:

Es sedante: Dentro de las propiedades de la manzanilla, está su capacidad para aliviar el insomnio y fomentar una buena noche de sueño, libre de pesadillas. Si has estado teniendo noches sin dormir o inquietas, una relajante taza de té de manzanilla antes de acostarte puede ser justo lo que necesitas para descansar óptimamente.
Es antiestrés: Es ideal para aliviar la ansiedad. Estudios científicos actuales apoyan la reputación de larga data que posee esta infusión como un calmante para el estrés y relajante nervioso. Está demostrando que es una forma efectiva de reducir la ansiedad y la depresión.
Es buena para el sistema inmunológico: puede proteger de gripes y resfríos.
Es digestiva: Puede ayudar a aliviar y prevenir una variedad de problemas digestivos y problemas de estómago. Es excelente para calmar las náuseas, aliviar el dolor o malestar digestivo y para eliminar las flatulencias.
Es buena para la diarrea: Existen estudios médicos que han encontrado que la manzanilla puede ser un tratamiento eficaz para la diarrea, incluso para los niños pequeños.es planta no sólo ayuda a recuperarse más rápidamente de un ataque de diarrea sino que hace que el tiempo de recuperación sea menos incómodo, también.
Es efectiva para los cólicos menstruales: Desde la antigüedad que la manzanilla ha sido conocida como un remedio calmante para los dolores menstruales. Actualmente se han realizado investigaciones donde la ciencia ha detectado la capacidad de esta infusión para aliviar los calambres producidos en ese momento del mes.
Es antiirrittoria: Si justo tienes la piel irritada, puedes aplicar un poco de infusión de manzanilla sin ningún tipo de inconvenientes. Siempre conviene hacerlo con el té frío, aplicado con un paño. Las propiedades de la manzanilla para la piel son realmente buenas, pues te ayudarán a calmar la irritación a la brevedad.
Es buena para los ojos: Tanto para la irritación ocular, como para las bolsas en los ojos, la manzanilla puede ayudar. Aplica sobre la zona afectada con una gasa o algodón.
Es apta para el acné: Puedes colocarte infusión de manzanilla directamente sobre la piel que está afectada por el acné. Repite día a día.
Es buena para la diabetes: Tiene conocidas propiedades hipotensoras. Si bien no es muy fuerte, su acción relajante ayuda.
Es baja en calorías: Es buena para la saciedad y para deshinchar la barriga. Se puede usar en cualquier dieta, pues tampoco cuenta con calorías.
Es genial para aclarar el pelo: Es muy común que se le añada manzanilla a diferentes champúes. O que directamente la emplees sobre tu cabello en forma de infusión para lavarlo bien. Le da claridad y un aspecto mucho más luminoso.
Es cicatrizante: Para la cicatrización se aplica directamente la infusión sobre la zona afectada. Aplica dos o tres veces al día para mejores resultados.
Es buena para el colon irritable: Es ideal para combatir problemas frecuentes de colon irritable. Es una de las infusiones que puedes tomar sin inconvenientes para este caso, pues no tiene contraindicaciones. Otro de los tantos usos de la manzanilla.
Para deshinchar los pies: Puedes ayudar a que se relajen y deshinchen remojándolos un poco en una tina con infusión de manzanilla.

Cómo preparar una infusión de manzanilla

Desde ya, no podrás aprovechar los beneficios del te de manzanilla si no aprendes a preparar la infusión.

Ingredientes:
– Una cuaharada de manzanilla seca
– Una taza de agua

Preparación:
– Pon a hervir la taza de agua. Ni bien entre en ebullición, apagas el fuego.
– Coloca la cucharada de manzanilla junto al agua. Tapa, deja reposar cinco minutos.
– Cuela la preparación, que ya estará lista para beber o ser usada. También puedes beberla a lo largo del día como un agua de manzanilla.

Té de manzanilla para bebé

Una de las pocas infusiones para bebes que existen es precisamente la manzanilla. Es una de las plantas medicinales que no genera ningún tipo de problema.

La manzanilla para bebes puede ir bien, siempre fría o tibia, pero para cólicos y cuestiones puntuales. No presenta contraindicación alguna. De la misma forma, la manzanilla para embarazadas también resulta recomendada.

Otras hierbas y plantas con las que puedes combinar la manzanilla

Si quieres probar otra planta medicinal además de la manzanilla, no te pierdas estas opciones para preparar exquisitas infusiones combinadas:

Cedrón o hierba luisa: Una planta muy digestiva con un gran sabor alimonado. Ideal para mezclar con manzanilla por un perfil de sabor completamente compatible.
Menta o hierbabuena: Excelente mezclado con manzanilla. Sobre todo si pretendes lograr una infusión refrescante.
Jengibre: Perfecto para combatir problemas estomacales. Combinan también en sabor.