Propiedades del té con jazmín

Adicionar flores de jazmín a una clásica infusión de té puede ser una buena manera de ofrecerle otras propiedades y también otra dimensión en sabor. Y los beneficios del té de jazmín son realmente buenos.

Es muy común que el jazmín sea incorporado habitualmente a infusiones de toda clase. De hecho, en China -y Asia en general- se lo bebe incluso tomándolo como parte principal de la tisana. Pero también es muy común encontrarlo en blends o mezclas de toda clase, ya sea con té rojo, té verde, té negro o té blanco.

¿Para qué sirve el té de jazmín?

Esta es la parte donde precisamente se centrará este tema: ¿Qué le agrega el jazmín en materia de propiedades y sabor a una buena infusión de las que normalmente se consumen a diario? Descubre para qué sirve el té de jazmín.
Para la tranquilidad: La presencia de jazmín en una infusión puede ofrecer interesante propiedades sedantes. Se lo considera bueno para el insomnio y ya el sólo hecho de oler su fragancia despierta una sensación de tranquilidad y bienestar única.
Para los dolores: Las flores de jazmín contienen ácido salicílico, al igual que el sauce. Es por esta razón que beber una infusión donde se encuentre presente resulte bien para calmar dolores de cabeza o problemas similares. Además relaja. Sin duda, una de las más interesantes propiedades del té de jazmín.
Para la digestión: Una taza de un té de jazmín una hora después de las comidas puede ir de maravillas para que lo ingerido siente aún mejor.
Para adelgazar: Se emplea mucho el té de jazmín para adelgazar. Es que como suele ser el té verde su base, es lógico que se emplee con estas finalidades. Bueno para activar el metabolismo y eliminar líquidos retenidos. Reconocido por su capacidad detox.
Para aromaterapia: Más allá de las propiedades medicinales que pueda tener el jazmín, adicionar algunas flores secas a una infusión de té le dará un sabor y aroma único.

¿Cómo hacer té de jazmín?

Quieres aprender a preparar el té jazmín? Pues no es para nada complicado y lo puedes hacer en casa si tienes capullos o florecillas de jazmín y té verde.
Ingredientes:
– 100 gr. de té verde en hebras de buena calidad
– 20 gr. de flores de jazmín
– Agua y tetera
Preparación:
– Coloca en un frasco de vidrio con cierre hermético o directamente una lata de té, el té verde seleccionado y las flores de jazmín. Algunos añaden esencia de jazmín para aromatizar, pero eso va en gusto.
– Al momento de preparar, coloca dos cucharadas de la mezcla por cada aproximadamente un litro de agua que quieras preparar. La infusión se hace a unos 75° y durante unos 3 minutos. De esta forma, obtendrás un gran té verde con jazmín.

Contraindicaciones del té de jazmín

Las contraindicaciones del té de jazmín son las que tiene el té verde o el té que se haya empleado de base, pues sólo contiene algunos capullos o brotes (en definitiva, flor de jazmín), que son los que aromatizan y dan algunas propiedades.

El caso más puntual que puede llegar a existir de efectos secundarios del té de jazmín, es que justo sea alérgico a esta planta. De momento, lo dicho: no agrega más contraindicaciones.